ASINFAR dice...

ASINFAR dice...

Tenemos la fórmula y la experiencia para aportar al acceso de los pacientes a medicamentos de calidad, contribuyendo a la sostenibilidad del Sistema y a la competitividad del país.

ASINFAR fue fundada en 1974 con el objetivo de promover la competitividad y consolidación de la industria farmacéutica de producción en Colombia, aportando como sector estratégico a la sostenibilidad y el fortalecimiento del sistema de salud en el largo plazo, e impulsando el desarrollo económico y social del país, todo esto dentro de un marco de transparencia y calidad total.

Durante más de 45 años esta agrupación gremial ha representado los intereses de los asociados permitiendo generar condiciones de estabilidad y seguridad para el crecimiento de las empresas, mediante políticas de salud que promueven el impulso de la solidez empresarial, la protección de la sana competencia, la calidad de las materias primas, la defensa de los derechos del gremio y el establecimiento de vínculos con el sector público, siempre enfocados en responder a las necesidades de salud de la población colombiana.

Actualmente esta asociada a ALIFAR donde representa al Gremio Químico-Farmacéutico de producción local, mostrando las capacidades, la calidad y el compromiso, convirtiendose en una voz autorizada frente a sus pares y a las autoridades de gobierno, promoviendo el desarrollo armónico de sus asociados y el fortalecimiento de la capacidad local para producir medicamentos, con la meta de acercar cada vez más al país a una autosuficiencia sanitaria, que además genere empleo calificado, un mayor aprovechamiento de los recursos fiscales y del talento humano, e impulse la innovación y el emprendimiento de nuestro país en una industria de talla mundial.

La presencia de la industria farmacéutica en Colombia, gracias a laboratorios de capital nacional, latinoamericano y de algunas compañías multinacionales que mantienen presencia productiva en el país, genera desarrollos significativos en formación profesional calificada, innovación, investigación, transferencia y desarrollo tecnológico, y en otras actividades relacionadas relevantes.

Debido a la calidad de sus procesos y productos, cuenta con una participación mayoritaria en unidades para la industria de producción local tanto en los genéricos y marcas competidoras, así como sus significativos desarrollos en medicamentos OTC; aunque tiene en el mercado una participación minoritaria en valores monetarios debido al precio competitivo de sus medicamentos. La consolidación de este sector reduce la dependencia de importaciones de alto precio, dinamiza la competencia en la oferta de medicamentos a precios competitivos y fortalece una oferta de medicamentos que responde con pertinencia a las necesidades en salud más extendidas de los colombianos, lo que redunda en un mejor acceso a los medicamentos que requiere la población para contribuir a la realización del derecho a la salud y a un uso eficiente de los recursos del sistema de salud.

Se trata de un sector que juega papel significativo en el logro de objetivos de calidad y pertinencia en las tecnologías en salud, en la sostenibilidad financiera del sistema de salud, en acciones de salud pública, en el fortalecimiento del comercio exterior colombiano, y en el desarrollo social y económico de largo plazo del país.

El principal compromiso de ASINFAR es defender los principios y políticas públicas que promuevan la libre competencia en los mercados, garantizando el cumplimiento de objetivos como:

  • Aumentar la inversión de recursos en la investigación clínica para nuevas terapias y para bioequivalencias de medicamentos competidores, en Colombia con centros científicos e instituciones universitarias.
  • Fortalecer las alianzas con las instituciones educativas para fortalecer la formación del capital humano que requiere el sector.
  • Contribuir equitativa y proporcionalmente a los planes de desarrollo sectorial, que apunten a mejorar la sostenibilidad del Sistema de Salud y la salud en general del pueblo colombiano.
  • Inmersión en los planes de desarrollo de capital humano y competencias en ciencia, tecnología e innovación.
  • Participación activa en APPs con la Academia y sus parques tecnológicos.
  • Contratación y formación de científicos en la campo de ciencias aplicadas.
  • Impulso a las exportaciones que generen valor agregado y desarrollo de la competitividad país y de la productividad.

Organismos multilaterales como la OMS y la OPS han reconocido la importancia de las industrias locales de producción farmacéutica para el logro de objetivos nacionales de salud y desarrollo.

China, India, Corea del Sur, México, Brasil y Argentina, y más recientemente Rusia, Irlanda y Uruguay, han adoptado estrategias de promoción para la producción farmacéutica local, como sector estratégico de sus economías y de su proceso de desarrollo.

En Colombia, la Ley 1438 de 2011 reconoció la importancia de garantizar la competencia en la producción de medicamentos. La Ley 1751 de 2015 Estatutaria en Salud ordena la adopción de una política farmacéutica que incluya estrategias y prioridades en materia de producción de medicamentos.

ASOCIADOS

ASOCIADOS

ASINFAR genera Impacto Social

ASINFAR genera Impacto Social

PRINCIPIOS RECTORES

La Asociación de Industrias Farmacéuticas en Colombia -ASINFAR- y todos sus Asociados reafirman la importancia atribuida en sus Estatutos a la defensa, difusión y promoción de los principios políticos, económicos y sociales correspondientes a un sistema de libre empresa, basado en la dignidad de la persona humana, en la democracia política y en la ética de las relaciones comerciales e industriales.

La participación de la producción farmacéutica local en los mercados internos promueve la inversión en los distintos eslabones de la cadena de valor del sector farmacéutico. ASINFAR proyecta la innovación en salud y en temas farmacéuticos, estimulando en particular proyectos de investigación que permitan la generación de conocimiento desde la Academia con miras a su aplicación en el mundo industrial.

A través de Colciencias, promueve la publicación de resultados de investigaciones en revistas indexadas, generar registros de investigaciones en curso, y datos agregados relativos a la investigación farmacéutica en Colombia, que hagan visible al sector y generen interés de inversionistas y centros científicos internacionales para apoyar el avance colombiano en este campo. También proyecta el fortalecimiento de los centros de investigación para la Biotecnología Farmacéutica existentes y promover la creación de nuevos centros en este campo, incluso con universidades públicas o privadas de alta calidad, adoptando beneficios tributarios que permitan la captación de inversión para este sector.

La industria farmacéutica es un sector de evolución constante en tecnologías, en conocimiento y en exigencias de calidad, cuyo fin último es asegurar respuestas cada vez más eficaces, seguras y pertinentes frente a las necesidades en salud

ASINFAR aporta en la revisión integral y coherente de las normas sanitarias relativas al sector farmacéutico para garantizar que en la adopción de políticas y regulaciones técnicas del sector se apliquen Buenas Prácticas Regulatorias. Además estudia y Revisa las regulaciones que generan inequidades o diferencias de competitividad entre productores locales e importadores de producto terminado.

ASINFAR aporta conocimiento técnico sobre el sector industrial farmacéutico, para asegurar una mejor y mayor capacidad decisoria en políticas y regulaciones que impactan al sector. La Asociación trabaja para que se apliquen esquemas de concesión y renovación de registros sanitarios que permitan calidad, competitividad y trato no discriminatorio en la producción farmacéutica en Colombia.

En ASINFAR se Desarrollan medidas que promuevan la confianza y la integración entre el sector empresarial, el Estado, la academia y la sociedad en torno a los objetivos de innovación.

Priorizar la biotecnología en políticas existentes que permitan a la industria nacional incursionar y desarrollarse en este campo

Promoción del uso racional de los medicamentos biotecnológicos , programas de farmacovigilancia y planes de riesgo.

ASINFAR propende por que en todas las negociaciones internacionales de acuerdos de comercio, salud, económicos o sanitarios que tengan impacto en el sector farmacéutico no generen barreras a la producción nacional que ocasionen nuevas restricciones en el acceso de la población a los medicamentos y que protejan prevalentemente los objetivos de la salud pública. Además interactúa con los gremios del sector farmacéutico y otros actores de la salud, y con los sectores académicos y centros de conocimiento nacionales que se especialicen en los distintos temas, con miras a construir las posiciones nacionales frente a procesos de negociación internacional sobre instrumentos políticos, jurídicos o técnicos que generan impactos en el sector.

Asinfar defiende el principio de reciprocidad en las negociaciones internacionales bilaterales. La competencia es un mecanismo eficaz de contención de costos que mejora la eficiencia del gasto de los sistemas de salud y estimula la innovación farmacéutica. Los rezagos o demoras en la entrada de la competencia al expirar las patentes, implican un costo de oportunidad para la sostenibilidad de los sistemas de salud.

Los competidores y genéricos entran más rápido al mercado en países donde los precios esperados de los productos pueden ser mayores. Las expectativas sobre tamaño de mercado, rentabilidades potenciales, precios de reembolso, esquemas de regulación de precios, niveles de competencia permitidos, proporción de ventas en entornos institucionales, entre otras características, terminan influyendo en la decisión de entrada y de lanzamiento de productos competidores en los mercados farmacéuticos. La competencia es importante porque impulsa a la industria a ofrecer bienes y servicios de mayor calidad. En la industria farmacéutica, la competencia motiva a las compañías que se enfocan en productos de marca a crear y mejorar las medicinas, y alienta a las compañías de genéricos a ofrecer alternativas menos costosas.

ASINFAR promueve la autorregulación por parte de los sectores de la industria, la academia, las asociaciones de pacientes y las entidades de salud, como mecanismo principal para asegurar relaciones transparentes entre los actores del sector y evitar la influencia indebida en la prescripción y uso de medicamentos.